Su antiguo compañero de piso, Fran, la necesitaba esa misma tarde para algo “realmente urgente, querida”. Entre el llamado de emergencia y el no tener el ‘no’ entre sus palabras más utilizadas; en menos de media hora se había personado en la que había sido también su casa.

Llegando a la puerta ya se sentía un olor especial, algo nuevo. Nada más abrirse la puerta, todo el apartamento era diferente a como lo había visto la última vez. La recibía copa en mano y la invitaba a sentarse en uno de los taburetes de la cocina con forma de tapón de cava. Había mucho que contarse, empezando por la nueva distribución y el resultado de su nueva casa. Era entonces cuando hubiera preferido no irse nunca jamás de ese perfecto espacio.

Consúltanos por Whatsapp

Deja tu teléfono y te llamamos nosotros

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted